El Banco de Japón (BoJ) anunció este viernes la creación de un sistema de préstamos sin intereses para las instituciones financieras que contribuyan a apoyar las iniciativas estatales para combatir el cambio climático.

a255901e233d60245499046393e043968887e9dfw-1200x800

Movilización de fondos

La entidad prevé movilizar estos fondos este mismo año y mantener el proyecto en principio hasta 2031, a no ser que el desempeño del mercado lo dificulte, según explicó en un comunicado al término de su reunión mensual de dos días sobre política monetaria.

“Los fondos se facilitarán durante un año, en principio” y las solicitudes podrán hacerse de forma ilimitada hasta que concluya el programa, dijo el BoJ, que describió a las potenciales beneficiarias como aquellas “instituciones financieras que revelen cierto nivel de información sobre sus esfuerzos para abordar el cambio climático”.

En lo que se refiere a su política monetaria, el banco central japonés decidió mantener su política ultraflexible, basada en una tasa de interés negativa a corto plazo (-0,1 %) y un amplio programa de compra de bonos estatales y de fondos de inversión cotizados para mantener los rendimientos de los bonos a 10 años en torno al 0 %.

Recuperación económica

Este movimiento está orientado a apuntalar la recuperación económica en un momento todavía de inestabilidad y fragilidad por la pandemia de covid-19, el factor principal que llevó al BoJ a recortar ligeramente su previsión de crecimiento para el año fiscal japonés de 2021, que se prolongará hasta el 31 de marzo de 2022.

El BoJ revisó dos décimas a la baja su estimación de crecimiento del producto interior bruto nacional hasta el 3,8 % interanual en su informe trimestral de previsiones económicas, publicado también hoy.

Comparado con las proyecciones del informe previo de abril “el crecimiento del ejercicio fiscal de 2021 es un poco menor por el impacto de la covid-19, pero el del ejercicio de 2022 es algo mayor”, señaló la entidad en el texto.

El banco central japonés espera que la economía nipona se expanda un 2,7 % en el ejercicio de 2022, tres décimas más que lo estimado con anterioridad, y mantuvo su previsión en el 1,3 % para 2023.

El BoJ prevé que la economía se recupere a la par con el avance de la vacunación, el incremento de la demanda, la adaptación del mercado a las condiciones actuales y las medidas estatales.

Por otro lado, el Banco de Japón espera que la inflación del país suba un 0,6 % en el ejercicio de 2021, cinco décimas más que en su informe de previsiones precedente; y también revisó una décima al alza el incremento para 2022, hasta el 0,9 %, mientras que mantuvo en el 1 % su estimación para el ejercicio siguiente.

Fuente

Noticias Relacionadas

La Amazonía ha registrado casi 300 incendios desde comienzos de 2021

Leer Nota

Colombia: Duque sanciona ley que castiga penalmente la deforestación

Leer Nota

EE. UU. deporta a Guatemala a más de cien personas en cinco días

Leer Nota

Panamá: país líder en carbono negativo

Leer Nota