Medio Ambiente

El aumento de las temperaturas causará más muertes que todas las enfermedades infecciosas

A partir de datos de 40 países, investigadores demostraron que al no restringir las emisiones de gases contaminantes, al final de este siglo la tasa de mortalidad por esta causa será de 73 decesos por cada 100.000 personas, cifras similares al número de fallecidos por tuberculosis, VIH / SIDA o malaria.

Crédito: Tomek Baginski / Unsplash

Crédito: Tomek Baginski / Unsplash

El aumento de la temperatura causará más muertes que todas las enfermedades infecciosas que atacan a los humanos actualmente. Esa es la conclusión de una reciente investigación, publicada por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER por sus siglas en inglés). Según el estudio, las partes más pobres y calientes del planeta, especialmente en el trópico, serán las más afectadas por las olas de calor. Sus habitantes tendrán que luchar por adaptarse a condiciones insoportables.

Este fenómeno, impulsado por el cambio climático, se intensifica en un escenario de altas emisiones de dióxido de carbono. Por ello los investigadores utilizaron una pila de datos globales provenientes de 40 países. De ahí estimaron una relación entre mortalidad y temperatura, tomando no solo la información más evidente como causas directas por golpes de calor sino también enlaces menos evidentes. Por ejemplo, los incrementos de ataques cardíacos producidos en medio de intensos veranos.

Con base en ello los autores precisaron que mientras no se frenen los gases contaminantes que continúan calentando al planeta, las tasas de mortalidad se elevará en 73 decesos por cada 100.000 personas para final de este siglo. Esa cifra es similar al número actual de fallecidos por enfermedades como la tuberculosis, el VIH / SIDA, la malaria, el dengue y la fiebre amarilla.

De acuerdo con Amir Jina, una de las autoras del estudio, “muchas personas mayores mueren debido a los efectos indirectos del calor. Es inquietantemente similar a Covid: las personas vulnerables son aquellas que tienen afecciones preexistentes o subyacentes. Si tiene un problema cardíaco y el calor lo golpea durante días, será empujado hacia el colapso”. Así lo explicó para el diario The Guardian.

Otro factor inquieta a los expertos, se trata de la desigualdad. Porque según las estimaciones de temperatura, serán las sociedades más pobres que ocupan los lugares más calientes del planeta las mayores víctimas de la temperatura. A la luz de los cálculos, habitantes de Ghana, Bangladesh, Pakistán y Sudán enfrentarán 200 o más muertes adicionales por cada 100.000 personas. En cambio en países más fríos y ricos, el número de decesos por esta causa disminuirá mientras menos personas mueran por bajas temperaturas.

“No hay una sola condición mundial, hay muchos cambios diferentes con las personas más pobres mucho más afectadas con una capacidad limitada de adaptación. Los países más ricos, incluso si tienen aumentos en la mortalidad, pueden pagar más para adaptarse a ella. Realmente, las personas que menos han hecho para causar el cambio climático son las que lo sufren”, sostuvo la investigadora para el mismo portal, agregando los resultados económicos encontrados.

En esta línea, en caso de no controlar emisiones, solo el costo de las muertes causadas por calor se llevará el 3,2 % de la producción económica mundial para fines de siglo. Según los expertos, cada tonelada de CO2 tiene un costo de $36.60 en daños a nivel mundial. Esto será peor si las restricciones no son rígidas y la temperatura global ascienda más de los 3 grados centígrados para 2100.

Fuente