Medio Ambiente

Calculan que en Europa el 100% de la electricidad puede ser eólica y solar

Científicos de Alemana y Suiza producen un mapa interactivo sobre demanda y recursos necesarios para conseguir la “autarquía” eléctrica en el continente.

panelessolares

“Europa tiene suficientes recursos solares y eólicos para satisfacer su demanda de electricidad completamente de estas fuentes renovables”. Con esta rotundidad se expresan los expertos del Instituto de Investigación de Sostenibilidad Transformativa (IASS, por sus siglas en inglés) en Potsdam (Alemania) y de la ETH Zurich (Suiza) que firman un estudio publicado esta semana en la revista especializada Energy Strategy Reviews .

El equipo encabezado por Johan Lilliestam y Tim Troendle responsable de este trabajo detalla las demandas de electricidad de cada uno de los países del continente europeo y los recursos disponibles de viento y sol aprovechables con instalaciones de energías renovables.

La primera conclusión -como se puede ver en el mapa interactivo creado por estos expertos- es que en todos y cada uno los países estudiados es “altamente posible” que, con la tecnología actual, se pueda cubrir la demanda eléctrica exclusivamente con fuentes renovables.

La parte principal del estudio está dedicada a calcular la producción de electricidad con recursos propios o importados (como el petróleo o el carbón) y, en este sentido, apunta que -por lo menos sobre el papel- Europa podría conseguir ahora mismo la autarquía eléctrica; es decir, alcanzar un abastecimiento de electricidad sólo con recursos propios.

Los autores calculan que si hicieran servir todos los espacios en los que se pueden instalar energía renovables en Europa (contando los techos de los edificios y las aguas territoriales donde se pueden colocar parques eólicos) el continente podría conseguir 70 veces la electricidad que consumen actualmente sus habitantes.

Conscientes de que no pueden poner placas solares y aerogeneradores en todas partes, los autores del estudio han descontado los terrenos (reservas naturales y las tierras de cultivo), edificios y superficie marina que por motivos legales, administrativos y sociales quedarían libres de estos equipamientos energéticos. Pero incluso en este caso, asegura el equipo de Tim Troendle, Europa todavía podría alcanzar una producción eléctrica cuatro veces superior a la demanda interna actual.

“Si se aplican restricciones socio-técnicas, incluso cuando se aplican restricciones sociales severas-, la producción potencial total de electricidad a nivel continental es de 15.000 TWh/a, es decir, más de cuatro veces la demanda eléctrica actual”, afirman los autores.

El resumen del estudio difundido por el propio IASS indica en la segunda parte de su primer párrafo que el desarrollo de las energías renovables necesario para alcanzar la autarquía eléctrica “exacerbaría la presión del uso de la tierra alrededor de las áreas metropolitanas y las grandes aglomeraciones urbanas”.

En otras palabras, que las ciudades y áreas metropolitanas que tienen mucha demanda de electricidad y poco superficie libre para instalar aerogeneradores o placas solares dependerían de la instalación de este tipo de equipos en zonas rurales. Por otra parte, el estudio no ofrece datos sobre los plazos y el coste económico de esta transformación hacia la autarquía eléctrica; aunque recuerda, eso sí, que la Unión Europea ya ha planteado diversos objetivos para reducir la producción de electricidad con centrales que generan gases de efecto invernadero (como parte de las políticas contra el cambio climático).

“Nuestros resultados muestran lo difícil que es, especialmente en el caso de ciudades densamente pobladas como Berlín, satisfacer la demanda de electricidad de fuentes de energía renovables”, explica Tim Troendle, “pero la tecnología ahora es lo suficientemente avanzada como para que incluso esto sea factible si las áreas metropolitanas unieran fuerzas con sus regiones circundantes”.

“La autosuficiencia de electricidad 100% renovable es posible en todos los niveles administrativos, desde el continental hasta el regional, y a menudo incluso a nivel municipal, especialmente si se pueden establecer mecanismos para el comercio de electricidad entre regiones y países”, afirma el coautor del estudio Tim Troendle.

Fuente