Medio Ambiente

El Acuerdo de Escazú, que protege a los defensores del medio ambiente, entra en vigor en el Día de la Madre Tierra

El Acuerdo de Escazú, el primer tratado que contiene disposiciones específicas para la promoción y protección de las personas defensoras del medio ambiente en América Latina, ha entrado en vigor este 22 de abril, un día muy simbólico pues marca el Día Internacional de la Madre Tierra.

América-Latina-prepara-pacto-legal-para-proteger-a-defensores-del-medio-ambiente

La entrada en vigor ha sido celebrada como un hito por la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet para los Derechos Humanos, que lo calificó de “pionero”, mientras el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que “brinda esperanza e inspiración”:.

“Ante los daños e injusticias ambientales, instrumentos jurídicos como el Acuerdo de Escazú, son una de las herramientas más eficaces para responsabilizar a los Estados, defender los derechos y proteger la salud de las personas y del planeta”, declaró Bachelet.

Se trata del primer tratado ambiental regional del mundo, que contiene disposiciones específicas para la promoción y la protección de los defensores de los derechos humanos ambientales.

“Esto es especialmente importante dado que América Latina es considerada como una de las regiones más peligrosas del mundo para quienes defienden el medio ambiente y la tierra, incluidos los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes”, destacó Bachelet.

Y añadió que los hombres y mujeres que defienden el medio ambiente son “amenazados en la región con acosos, narrativas estigmatizantes, y hasta ataques contra su vida y su integridad personal”.

Tener que afrontar tantos riesgos es aberrante

En América Latina, un gran número de agresiones contra personas defensoras del medio ambiente se producen en el contexto de proyectos mineros, turísticos, hidroeléctricos y agroindustriales aprobados e implementados sin el respeto debido al derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado de los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes.

Para la Alta Comisionada, es aberrante que los activistas tengan que “asumir tantos riesgos para avanzar en su causa”.

Por ese motivo, quiso rendir un homenaje a defensores del medio ambiente como la brasileña Osvalinda Pereira, la mexicana Leydy Pech, y la ecuatoriana Nemonte Nenquimo, recientemente premiadas por su labor de protección del medio ambiente.

Bachelet quiso destacar que la lucha por el medio ambiente y los derechos humanos “también aborda las desigualdades estructurales y sistémicas de las sociedades, promoviendo así una vida digna para todos”.

Finalmente, aplaudió a los Estados que han ratificado el acuerdo y alentó a otros en la región a hacerlo prontamente e instó a todos a tomar las medidas necesarias para su cumplimiento, asegurando la participación de la sociedad civil. También les instó a que cumplan el derecho a un medio ambiente sano.

Fuente