Inspirador

Javier Bardem llevó a Londres la campaña para crear un santuario antártico

El actor español se reunió con el ministro británico de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, Michael Gove, para hablar de la creación de un Santuario Antártico.

Foto: Greenpeace

Foto: Greenpeace

En un breve mensaje en sus cuentas de Twitter e Instagram, Bardem señala que se está logrando “fraguar el momento político perfecto para proteger la Antártida”.

Su mensaje en inglés y español acompaña una divertida imagen en la que el actor aparece conversando con una figura de un pingüino, el animal símbolo de la campaña, en la sede del ministerio.

El actor español, que viajó a la zona en el legendario buque Arctic Sunrise de Greenpeace y bajó en un submarino a 270 metros, recordó de su experiencia que al llegar al fondo marino se sitió abrumado “por la increíble variedad de colores y de vida” que les rodeaba”.

En su periplo por el mundo para ampliar la protección de la Antártida, Bardem también recaló en Berlín en febrero, donde junto a Greenpeace presentó los primeros resultados de las expediciones submarinas realizadas en la zona, que muestran la diversidad de su vulnerable ecosistema.

Su viaje a la Antártida también se tradujo en un documental con las imágenes grabadas durante siete días y las inmersiones realizadas que forma parte de la campaña internacional de Greenpeace, que aportará todos los datos recogidos a la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, en inglés).

Esa campaña llevó al actor a abrirse una cuenta de Twitter con la etiqueta BardemAntartic para apoyar el esfuerzo de crear la reserva, para lo que Greenpeace ya ha recogido 1,7 millones de firmas.

Greenpeace aprovechó el evento para anunciar el apoyo “sin precedentes” de las principales compañías de kril hasta ahora operativas en la Antártida a la protección del medio ambiente, según ha informado en un comunicado.

El kril es un pequeño crustáceo clave en la red alimentaria de pingüinos, focas, ballenas y otras especies marinas.

Para contribuir a la protección de esta fauna marina, las pesqueras se han comprometido a dejar de pescar inmediatamente en algunas de las áreas ecológicamente sensibles que Greenpeace ha establecido, y a partir de 2020, retirarse de todas ellas.

La decisión final sobre la creación de una gran área protegida en la región será tomada por la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR) en octubre de este año.

Fuente: EFEverde