Inspirador

Bruselas limitará el tráfico para crean zonas de bajas emisiones

Se irá limitando progresivamente el acceso de vehículos más contaminantes en una zona de bajas emisiones en 19 comunas de la ciudad.

Foto: EFE/Julien Warnand/ARCHIVO

Foto: EFE/Julien Warnand/ARCHIVO

El Ayuntamiento de la capital belga ha puesto en marcha el sistema para determinar qué coches pueden entrar en la zona de bajas emisiones, que cubrirá toda la región de Bruselas salvo la autopista circular de unos 75 kilómetros que rodea al territorio y pasa también por las regiones colindantes de Flandes y Valonia.

En su página web, el ayuntamiento explica la nueva normativa y recoge los datos de la OMS que atribuyen a las emisiones contaminantes de motores hasta 75.000 muertes prematuras cada año en Europa. “Nuestra salud está en juego”, dicen desde la web.

No sólo son razones de salud pública y del coste sanitario que suponen las enfermedades respiratorias las que han motivado que Bruselas se sume a estas restricciones: el Ayuntamiento apunta también al incremento de los límites europeos de dióxido de nitrógeno y a varios casos judiciales abiertos por la contaminación del aire.

Para aliviar los elevados niveles de contaminación en sus calles más céntricas, la capital belga y comunitaria introdujo el pasado 1 de enero un sistema que irá progresivamente endureciendo las condiciones para el acceso de los vehículos más contaminantes, desde este año -cuando solo los menos ecológicos tendrán prohibido acceder a la zona- hasta 2025.

La vigilancia de los vehículos que entran en el área restringida se hará con cámaras de seguridad que detectarán el número de la matrícula y así comprobarán si cumple los requisitos exigidos.

En la ciudad se han instalado 176 cámaras y se prevé tener más de 200 para finales de este año.

A partir del 1 de octubre, cuando acabe el periodo de transición, los infractores deberán pagar una multa de 350 euros, aunque también se podrá adquirir un pase diario por 35 euros para necesidades puntuales (ocho veces por vehículo al año).

El Ayuntamiento de Bruselas calcula que tan solo el 0,5 % de los vehículos registrados en la ciudad se verán afectados por las restricciones en 2018, pero este porcentaje aumentará al 25 % en 2022 y al 33 % en 2025.

Fuente: EFEverde