Inspirador

Australia: Un niño defiende a un cocodrilo de 4 metros

Una campaña ciudadana pretende que las autoridades de Queeland retiren la trampa instalada para atrapar a un singular ejemplar de cocodrilo marino.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Un niño llamado Elroy Woods, de 10 años de edad, está protagonizando en Australia una campaña en defensa de la vida salvaje.

El animal en peligro es conocido como Howard y vive en una zona pantanosa cercana al mar en Miallo, en el nordeste de Queesland (Australia).

Que se sepa, Howard no ha causado incidentes con humanos pero las autoridades locales consideran que es un peligro y han decidido instalar trampas para atraparlo y, probablemente, trasladarlo a una zona alejada o ingresarlo en un parque zoológico.

Ante la amenaza de que Howard acabe exiliado o entre rejas, Elroy Woods se ha convertido en la figura visible de una campaña en su defensa.

Durante las últimas semanas, las autoridades de Queesland han recibido centenares de quejas, cartas postales y correos electrónicos criticando la instalación de trampas y defendiendo a Howard.

Elroy ha firmado una carta dirigida a la ministra de Medio Ambiente de Queesland, Leeanne Enoch, en la que pide que Howard pueda seguir viviendo en su hábitat natural.

“Vivo en Bamboo Creek Road [en Miallo, Queesland] desde hace cinco años y me encantaba ver a Howard tomar el sol todas las tardes”, ha escrito Elroy a la ministra.

David White, propietario de un negocio local de cruceros para la observación de cocodrilos, ha explicado que sus clientes han enviado centenares de correos electrónicos en apoyo de Elroy y Howard.

La acción proteccionista ha saltado las fronteras locales y el zoológico de Queensland, dirigido por la viuda del famoso cazador de cocodrilos Steve Irwin, ha ofrecido su colaboración. A través de Twitter el parque de animales ha indicado que se siente “muy orgulloso” de los esfuerzos de Elroy para proteger a Howard, recordando que los depredadores en la parte superior de la cadena alimentaria son “los más importantes en cualquier ecosistema”.

Sin embargo, el gobierno de Queesland ha indicado que la trampa para atrapar a Howard permanecerá en su lugar, y que el animal no será sacrificado cuando sea atrapado.

Debe encontrarse un equilibrio “entre la necesidad de proteger la seguridad pública y la necesidad de conservar las poblaciones de cocodrilos en la naturaleza”, dijo un funcionario del departamento de medio ambiente

Fuente