Igualdad de genero

Suiza: Las mujeres toman las calles exigiendo igualdad y respeto

Este viernes, las mujeres de toda Suiza han ejercido su derecho a huelga para exigir paridad salarial, casi 30 años después del último paro en el que se pidió lo mismo pero poco se ha avanzado.

Crédito: Jean-christophe Bott / EFE

Crédito: Jean-christophe Bott / EFE

El 14 de junio de 1991, 10 años después de que la igualdad entre los sexos se consagrara en la constitución suiza, medio millón de mujeres abandonaron sus lugares de trabajo o sus hogares para protestar por las persistentes desigualdades.

Los organizadores de la huelga de esta ocasión señalan que las cosas apenas han mejorado, e insisten en que las mujeres deben exigir “más tiempo, más dinero y más respeto”.

En promedio, las mujeres en Suiza todavía ganan un 20% menos que los hombres. Para hombres y mujeres con igual calificación, la brecha salarial sigue siendo de casi el 8%, según la oficina nacional de estadísticas.

En total, son cuatro millones las suizas que están llamadas a la huelga para poner en entredicho la supuesta prosperidad y modernidad de un país acechado por la brecha salarial, el acoso laboral y la violencia de género y al que le falta mucho para ser igualitario.

En Suiza los hombres ganan como media un 12 % más que las mujeres y en puestos de mayor responsabilidad ese porcentaje aumenta al 18,5 %, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El 60 % de los trabajos no remunerados (limpieza o cuidado de niños y ancianos) recae en las mujeres, en un país donde el número de guarderías es insuficiente frente a la demanda y los niños hasta los ocho años no van a la escuela los miércoles (sólo acuden cuatro días por semana).

A partir de los nueve años y hasta el fin de la escolaridad obligatoria, los miércoles los niños sólo tienen escuela por la mañana, lo que obliga a muchas madres a aparcar sus carreras un tiempo más prolongado que en otros países europeos.

En cifras, ante la llegada de un hijo el 11,4 % de padres trabaja a tiempo parcial, frente al 80,6 % de madres, denuncia el diario suizo Le Temps.

Esta situación durante la vida laboral repercute a la edad de la jubilación, por lo que actualmente a las mujeres sólo les corresponde una tercera parte de los fondos de pensiones.

Aunque el Gobierno federal suizo afirma buscar la paridad, la participación de las mujeres en puestos políticos es del 28,9 %.

La huelga también reivindica el respeto a la mujer, en un país donde, según Amnistía Internacional, una fallece a manos de su pareja o expareja cada dos semanas, y una de cada cinco dice haber sufrido comentarios sexistas, acoso y otros tipos de violencia machista.

Otras injusticias que quiere recordar el paro de hoy son hechos como que una de cada siete mujeres en Suiza pierde su trabajo tras regresar de una licencia de maternidad o que el código penal únicamente reconoce como violación aquella violencia sexual en la que hay penetración, dejando de lado otros tipos de agresiones.

Fuente