Igualdad de genero

¿Por qué las mujeres argentinas están más formadas y ganan menos que los hombres?

Un informe de la OCDE muestra la gran brecha de género que aún existe en el país.

igualdadempleo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) difundió un informe que revela las desigualdades de género en las tasas de empleo entre jóvenes argentinos, y advirtió de la escasa inversión y el bajo acceso a la educación de la primera infancia en el país.

En su revisión anual de la situación de la educación, el organismo expuso que sólo el 43% de las mujeres de entre 25 y 34 años con educación secundaria tenían un empleo en 2017, mientras que entre los hombres de ese rango de edad y con similar formación la ocupación se situó en el 84% en el 2017.

Esta brecha, "ligeramente más amplia" que en los vecinos Brasil y Chile y "considerablemente mayor" que la media de la OCDE, se reduce cuanto mayores son los niveles de educación, de modo que entre los adultos jóvenes argentinos con educación secundaria superior, la diferencia pasa de 41% a 25%, y entre los que tienen educación terciaria, a 5%.

La enseñanza terciaria tiene "ventajas significativas" en las tasas de empleo, resaltó la organización, ya que el 88% de los adultos con esta formación estaban ocupados en 2017, frente al 72% de aquellos con educación superior o post secundaria no terciaria.

No obstante, sólo en torno al 18% de los jóvenes y el 21% del total de los adultos poseen un título terciario, por debajo de los promedios del G20 y la OCDE. Y al igual que en el resto de países de la OCDE, hay más mujeres con un título terciario (22%) que hombres (15%). El 34% de los hombres tenían una educación por debajo de la secundaria, en comparación con el 25% de las mujeres.

En cuanto a la educación de la primera infancia, está mucho menos extendida en Argentina que en los países de la OCDE y Brasil y Chile, y el gasto en estos servicios como porcentaje del PIB es aproximadamente la mitad que la media entre la OCDE.

Según explica el informe, ocurre que la educación inicial en Argentina comienza más tarde: en 2016, el 10% de los chicos de 2 años la recibía, en comparación con el 393 años, frente al 62% en Brasil y el 75% la OCDE.

La mayoría de los chicos que asisten a programas de desarrollo de la primera infancia lo hacen en centros privados (56%), a diferencia que en los programas preescolares, donde el 68% de las matrículas corresponde a instituciones públicas.

Argentina dedica una proporción mayor a remuneración del personal que la mayoría de países de la OCDE en el nivel terciario, pero menor en la educación primaria, secundaria y post secundaria.

El 96% del gasto en educación terciaria pública se destina a gastos corrientes, más que el 86% de media en la OCDE, lo que implica menores gastos de capital en este nivel, apuntó la organización.

Fuente