Igualdad de genero

Emiratos Árabes: Los premios de igualdad de género son solo para los hombres

Críticas y sarcasmo en redes tras el reparto de galardones que hizo el jeque de Dubai.

Crédito: @DXBMediaOffice (twitter)

Crédito: @DXBMediaOffice (twitter)

En Dubai se celebra un campeonato de golf y los premios a la igualdad de género los reciben solamente los hombres. En efecto, el pasado 27 de enero, el jeque de Dubai y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Rashid el Maktum, hizo entrega de una serie de galardones a los aquellos que han logrado “importante progresos” en las “iniciativas y programas llevados a cabo por varias entidades del Gobierno para promover la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres”.

La categorías premiadas eran: mejor personalidad en apoyo del equilibrio de género, mejor autoridad federal en apoyo del equilibrio de género, mejor entidad del Gobierno... en lo mismo, y mejor iniciativa. Todos los galardonados, con una medalla o con una placa, eran hombres. Publicadas las fotos en Twitter, empezaron a llover las críticas. “Perdón pero, ¿de qué géneros están hablando? Yo solo veo uno”, decía un comentario. Otros calificaban la ceremonia de “ridícula” y de “misógina”.

El jeque reconoció, sin embargo, de palabra la labor de una mujer: su propia hija, Manal bin Mohamed bin Rashid al Maktum, que es precisamente la presidenta del Consejo para el Equilibrio de Género y cuyo marido es el viceprimer ministro de los Emiratos, Mansur bin Zayed el Nahyan. En lugar de obtener ella el premio, lo recibió su cuñado, Saif bin Zayed al Nahyan, que es ministro del Interior, en calidad de “mejor personalidad en apoyo del equilibrio de género”, por haber impulsado el permiso por paternidad en el ejército...

La nota oficial de la oficina de comunicación de Dubai destacaba las palabras del jeque: “Estamos orgullosos del éxito de las mujeres emiratíes y su papel es central en conformar el futuro del país. Pero ese orgullo no se traducía ni siquiera en una imagen.

En honor a la verdad, los Emiratos no presentan el peor panorama respecto a la igualdad de género en Oriente Medio, donde en el 2016 se registraba el más bajo índice de participación de las mujeres en la fuerza laboral, por debajo del 22% según el Banco Mundial. Las mujeres alcanzan el 46,6% en los emiratos, al menos según los datos oficiales del Gobierno (cerca de la media mundial, del 49%), lo que incluye un 66% en el sector público. El mes pasado se decidió que la mitad del consejo consultivo de los Emiratos, que debe ser renovado este año, esté formado por mujeres.

Pero al mismo tiempo, el Foro Económico Mundial, en su informe del 2018, coloca a los Emiratos en el puesto 121 en una lista de 149 países en lo que concierne a igualdad de género en educación, salud y participación en la política y la economía.

Por lo que respecta a las leyes, siguen siendo altamente discriminatorias. La violencia doméstica no está penada mientras “no exceda los límites de la ley islámica” y un marido puede violar a su mujer sin que se considere delito.

En este sentido, el peor de los casos conocidos afecta nada menos que al propio jeque El Maktum, a quien su hija Latifa acusó de secuestro y torturas. La princesa Latifa huyó de Dubai en febrero del año pasado, fue capturada y devuelta a Dubai en marzo. A finales de diciembre se divulgó una foto oficial en la que Latifa, de 33 años, aparecía junto a Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda y antigua comisaria de Derechos Humanos de la ONU, que se había interesado por su caso. Robinson descartó que se la princesa se hallara secuestrada y dijo que estaba recibiendo los cuidados necesarios debidos a su fragilidad mental. Las declaraciones de Robinson fueron cuestionadas por grupos de defensa de los derechos humanos.

Fuente