Igualdad de genero

Corto de Pixar contra el machismo en el trabajo

Cuenta la historia de una mujer que se une a un ambiente 100% masculino.

purl

El nuevo corto animado de Pixar, Purl, cuenta la historia de cómo es un día de trabajo en “B.R.O. Capital”, una compañía dominada por hombres estereotipados que cuentan chistes obscenos, se gritan unos a otros y salen temprano del trabajo para obtener ofertas especiales de “happy hour”.

Así es que en el momento en el que la empresa contrata a una bola de lana rosada llamada Purl, todos en la empresa quedan totalmente desconcertados. Purl intenta participar de esa cultura de trabajo pero es rechazada. Por lo que intenta encajar vistiéndose de traje y corbata y adoptando actitudes masculinas.

Sin embargo, cuando otra pelota de lana de color amarillo llega a la oficina, Purl evalúa en qué se ha convertido. Y pronto la oficina se llena de trabajadoras, pelotas de lana de colores, y la cultura dominante de masculinidad tóxica es reemplazada por un entorno más colaborativo, abierto y tolerante.

Purl es parte de la serie SparkShorts de Pixar, que busca capacitar a cineastas de diferentes orígenes. El cortometraje fue creado por la cineasta de Pixar, Kristen Lester,

“Mi primer trabajo era como la única mujer en la sala", explica Lester en un video detrás de cámara. “Para hacer lo que amaba, me convertí en uno de los muchachos”.

“Y luego vine a Pixar, y por primera vez comencé a trabajar en equipos con mujeres, y eso me hizo darme cuenta de la parte femenina que había enterrado y dejado atrás”, agregó.

Si bien Purl es una película animada, el único aspecto de su historia que se aleja de la realidad es que las bolas de lana hablan

La película destaca cómo los sesgos de género pueden generar resultados desiguales en el lugar de trabajo y subraya que muchas empresas en Estados Unidos tienen mucho trabajo por hacer para llegar a lograr la igualdad de género. También muestra lo difícil que es para las mujeres ser aceptadas en espacios de trabajo dominados por hombres, incluso cuando se comportan de la misma manera que sus colegas masculinos.

Una investigación realizada por Harvard Business Review encontró que las mujeres en una empresa habitualmente cobran menos y tienen menos roles de liderazgo sénior, a pesar de no comportarse de manera diferente a sus compañeros de trabajo en términos de con quién interactúan y cuánto tiempo pasan trabajando. Las mujeres también fueron promovidas con menos frecuencia, aunque recibieron revisiones de desempeño idénticas a las de los hombres.

Los autores del informe concluyeron que los sesgos implícitos estaban en la raíz de las desigualdades de la empresa.

Según publicó Vox, los lugares de trabajo a menudo son abiertamente hostiles para las mujeres.

El corto de Pixar es interesante porque al final de Purl, B.R.O. capital es un lugar mucho más acogedor para las empleadas, lo que sugiere que la discriminación y la desigualdad en el lugar de trabajo se pueden reducir al mejorar la diversidad de los empleados.

Fuente