Educación

En Venezuela la crisis económica paraliza a las universidades

Desde 2016 en la Universidad de Oriente, en Cumaná, se retiraron un 25% de los profesores y 40% de los estudiantes.

Foto: laverdad.com

Foto: laverdad.com

Desde marzo la Universidad del Zulia (LUZ) redujo la jornada a tres días semanales porque alumnos, docentes y empleados tienen dificultades para asistir. Por un lado, los profesores no consiguen efectivo para pagar un autobús que los lleve a clase, y por otro, los alumnos faltan, por ejemplo, porque quedan atrapados en filas para comprar alimentos.

Según cuenta, Judith Aular, rectora encargada de LUZ, las clases virtuales completan el horario. Así se intenta detener la creciente "fuga" de maestros y estudiantes, muchos al exterior, ante el deterioro socio-económico.

"Permitimos a los profesores buscar otra fuente de ingreso. Con lo que ganan no pueden mantener a la familia", añadió.

Los profesores más experimentados, que trabajan a tiempo completo, ganan 3,9 millones de bolívares mensuales, 10 dólares a la cotización del mercado negro, que alcanzan para cinco kilos de carne.

Economía en Crisis

Los venezolanos lidian con escasez de efectivo porque la impresión de billetes quedó rezagada frente a la hiperinflación, que según el Fondo Monetario Internacional escalará a 13 mil este año.

En junio entrarán en circulación nuevas denominaciones con tres ceros menos, que reemplazarán las emitidas a fines de 2016.

En consecuencia, escasean alimentos, medicinas y bienes básicos como autopartes, lo que según el gremio del transporte público tiene paralizado 80 por ciento de la flota.

Los profesores deben hacer milagros para abastecerse, a costa de dejar sus autos varados. "A un profesor le resulta una odisea trasladarse (...), porque no puede reparar su automóvil o gasta el sueldo en comida", comentó Amalio Belmonte, secretario general de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

La UCV, principal del país con casi tres siglos y 43  mil alumnos, también evalúa reducir la jornada a tres días. Su mayor problema es de presupuesto, pues solo recibió 33 por ciento de lo solicitado este año.

A lo que hay que sumarle, que se han firmado semanalmente hasta 3.000 certificados de notas para "egresados que se van" del país, frente a 100 de años recientes.

Fuente