Con la eliminación de las Escuelas de Tiempo Completo los menores estarán más en las calles, a merced del crimen organizado; afecta a madres y padres trabajadores.

Mauricio ramos (13)

La ex-secretaria de Educación Pública en el sexenio de Felipe Calderón e impulsora del Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), Josefina Vázquez Mota, consideró que la desaparición del mismo dejará vulnerables a unos 3.6 millones de niños frente al crimen organizado, sumado a que 65% de ellos tomaban su primer alimento en estos planteles.

En entrevista con EL UNIVERSAL, manifestó su preocupación por el anuncio de la actual titular de la SEP, Delfina Gómez, en el que informó la desaparición de dicho programa bajo el argumento de que los recursos se destinarán a la infraestructura de las escuelas que carezcan de servicios básicos, lo cual afectará el aprendizaje y la nutrición de millones de menores, así como la economía de sus familias, sumado a los riesgos de violencia.

Recordó que en las nuevas reglas de operación del Programa la Escuela es Nuestra “prácticamente desaparecen, de manera definitiva, las Escuelas de Tiempo Completo. Esto va a afectar a cerca de 3.6 millones de estudiantes que recibían hasta tres horas y media más de aprendizaje, tres horas y media más de educación, pero también de acompañamiento en la alimentación”.

A pregunta expresa sobre las repercusiones que tendrá la desaparición de este programa, dijo que si no es sustituido por algo que por lo menos lo iguale o sea comparable, “el daño para muchas familias puede ser mayúsculo porque todo lo logrado en más de una década desaparecería.

“Muchos padres dejarían de trabajar o reducirían su jornada o, peor aun, recurrirían a cuidadores no capacitados o a centros no supervisados y, en los extremos, a las prácticas que ya mencionaba de abandono de los niños o su encierro, todo ello en el muy corto plazo. En el mediano y largo plazos, el efecto negativo en la formación del niño y la dinámica del hogar sí puede llevar a escenarios de riesgo social o de violencia doméstica”.

Cabe destacar que en 2007 Vázquez Mota como titular de la SEP instrumentó el Programa de Escuelas de Tiempo Completo inicialmente en 461 planteles que extendieron sus horarios en 12 estados. En el último ciclo escolar que inauguró Calderón más de 6 mil escuelas estaban inscritas en el programa, en donde, además del horario ampliado de ocho de la mañana a las cuatro de la tarde, se daban alimentos a los menores.

“Estamos hablando del reto de construir paz en el país y considero que en las escuelas de tiempo completo, al igual que muchas decisiones de política pública, no tienen partido. Las escuelas de tiempo completo son una pieza fundamental en esta construcción de la paz”, indicó la actual senadora panista.

Recordó que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) evaluó en su momento las Escuelas de Tiempo Completo y se reveló que más de 65% de los alumnos encuestados consumen o consumían su primer alimento justamente en estas escuelas de tiempo completo.

“En estos planteles de tiempo completo cerca de 2 millones de estudiantes consumían al menos un alimento”, subrayó Vázquez Mota, quien manifestó su preocupación por su eliminación y dijo que el Senado debe pronunciarse al respecto.

Indicó que 50% de las Escuelas de Tiempo Completo se encuentran ubicadas en las zonas más marginadas del país, por lo que son más vulnerables al no tener este horario ampliado y estar en las calles, donde corren riesgos.

Agregó que estos millones de niños, al salir en horarios tradicionales, “estarán viviendo en las calles, donde son más vulnerables de ser rehenes de reclutamiento, incluso, del crimen organizado, que es de lo que estamos hablando también aquí, así como que también es un derecho de las madres trabajadoras”.

Expuso que el modelo de este programa se basó en censos y encuestas del Inegi que permiten conocer con suficiente detalle la distribución espacial de los hogares monoparentales o en los que ambos padres trabajan, así como las características básicas y composición del hogar en cuanto a número de hijos, edades, género y características sociodemográficas.

Adicionalmente, se usó información de los centros escolares de la SEP y de los estados, el personal que ahí laboraba y sus capacidades de infraestructura y equipo para desarrollar este tipo de programas. También se usó la información y análisis del Coneval y en cada estado se hicieron grupos de enfoque con la participación de padres, maestros y organizaciones civiles.

“Sin duda, muchos aspectos se podrían mejorar en cuanto al diseño, instrumentación y cobertura del programa; sin embargo, es importante aclarar que era un programa oficial del gobierno mexicano con reglas de operación, mecanismos de seguimiento sustantivo y administrativo, y evaluación”, puntualizó.

La exsecretaria de Educación Pública agregó que según testimonios, las Escuelas de Tiempo Completo tienen una importancia en el desarrollo integral de los niños, de la convivencia, del juego, de su felicidad y, “hay días, como dice uno de los estudiantes, en los que no pruebo ni un pedazo de tortilla si no voy a mi escuela de tiempo completo”.

Subrayó que por encima de las siglas partidistas, el Senado de la República debe realizar un pronunciamiento sobre este tema.

“Si queremos mejorar las escuelas de tiempo completo, y es bueno que lo hagamos, hagámoslo conjuntamente, propongamos una alternativa y un modelo mejor, pero quitarlas y no ofrecer de inmediato otra alternativa es agudizar la vulnerabilidad de los niños, además de que viola también el derecho de sus madres y padres trabajadores”, explicó.

Fuente: 

Noticias Relacionadas

Dia Mundial de la Salud: "Nuestro planeta, Nuestra Salud"

Leer Nota

Millennials y generación Z: por qué se llama la "generación deprimida"

Leer Nota

8M: En Argentina hay un femicidio cada 26 horas y 43 niños perdieron a su madre en lo que va de 2022

Leer Nota

Día Internacional de la Mujer: ¿Qué es ser feminista y por qué es importante este movimiento?

Leer Nota