Animales

Quedan 90 ejemplares de Yaguareté en la selva misionera

Tras la muerte de la yaguareté preñada, se dieron a conocer los datos. Su hábitat natural se redujo al 3% de su tamaño. Se prevé que podría desaparecer en 50 años.

Foto: clarin.com

Foto: clarin.com

El mayor felino de América, se encuentra en serio peligro de extinción. La muerte de la yaguareté que fue atropellada en una ruta de Misiones, reavivó el debate sobre cuáles deberían ser las medidas que se deben tomar para la subsistencia de la especie.

La pérdida y fragmentación de su hábitat, además de la caza furtiva, son los principales factores que atentan contra la ya escasa población de yaguaretés. Se estima que en la Argentina quedan unos 250 ejemplares, de los cuales menos de cien están en lo que queda de la selva misionera.

La falta de radares dentro de las reservas y la imprudencia de los conductores lleva a desarrollar velocidades elevadas que impiden cualquier maniobra de esquive ante la repentina aparición de algún animal silvestre sobre la calzada.

La hembra que fue atropellada el domingo sobre la ruta 19, en el Norte de Misiones, estaba preñada y a punto de dar a luz a dos cachorros, un macho y una hembra, determinaron los biólogos y veterinarios que realizaron la autopsia.

Foto: Diego Pelinsk

Foto: Diego Pelinsk

Hace un año, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, puso en marcha el Plan Nacional de Conservación del Yaguareté, que busca la convivencia del yaguareté con las poblaciones locales, el control de la caza furtiva, las estrategias de reproducción de la especie en áreas protegidas, el cuidado de las áreas donde se encuentra la especie, y la generación de información para educar y concientizar.

Desde la Red Yaguareté sostienen que la mayor población del felino se encuentra en la región de las yungas con unos 120 a 150 ejemplares, seguido de Misiones, con cerca de 90; y la zona chaqueña con apenas 20, lo cual evidencia una situación crítica.

Un estudio del Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM) determinó que se perdió más del 85 por ciento del hábitat del yaguareté en el Bosque Atlántico (Misiones, este de Paraguay y parte de Brasil) y que actualmente los ejemplares que quedan residen en apenas el 3% de su territorio original.

En Misiones son varias las ONG que realizan tareas de monitoreo y preservación de la especie. La Red Yaguareté trabaja desde 2011 con productores ganaderos en la instalación de alambrados y corrales electrificados para evitar que los felinos ataquen. El año pasado, en esos campos no hubo ningún caso.

En los últimos seis años se conocieron cuatro casos de yaguaretés que murieron arrollados por vehículos; y ese mismo período otros dos ejemplares fueron muertos por cazadores furtivos.

Fuente