Animales

Maltrataron a un cocodrilo de 61 años para revelar el sexo de su bebé

Para esta pareja, no hay mejor manera de revelarlo que arrastrando a un cocodrilo de 61 años y parcialmente ciego ante una multitud de gente y con música a todo volumen.

Foto: PETAlatino.com

Foto: PETAlatino.com

Mike Kliebert y Rebecca Miller, hicieron que su familia se reuniera alrededor de un cocodrilo anciano llamado Sally, mientras le arrancaba lo que parecería ser cinta adhesiva alrededor de su boca. Luego abrió sus mandíbulas y empujó una sandía adentro, causando que una baba azul salpicara cuando el animal cerró su boca.

Kliebert está acostumbrado a explotar caimanes. Él y su familia son propietarios y operan la Granja de Tortugas y Cocodrilos de Kliebert en Ponchatoula, Louisiana, la cual alardea en su sitio web de que los visitantes pueden ver sus “instalaciones de producción” de 47.000 tortugas y más de 300 caimanes. Además de explotar a los animales para el entretenimiento, la granja también los mata por su carne –lo que demuestra el poco respeto que tienen por ellos.

cocodrilo1

Foto: PETAlatino.com

En la tienda de regalos, dice el sitio web, “Le damos la oportunidad de comprar cabezas y carne de cocodrilo, caparazones de tortuga, regalos y otras novedades artesanales”. Tal vez después de la revelación del sexo, la gente podía comprar su propio pedazo de Sally como recuerdo.

La organización de derechos de animales, PETA,  ha estado trabajando durante años para cerrar este abusivo zoológico ambulante, y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en Inglés) ha citado a la granja de Kliebert por violar repetidamente las normas mínimas de la Ley Federal de Bienestar Animal, sumando 14 violaciones en poco más de un año. Estas incluyen no proporcionar agua potable a los animales, no mantener una cerca perimetral adecuada (lo que pone en peligro al público), no limpiar los desperdicios acumulados en los recintos y no hacer ningún esfuerzo para recuperar a los zorros que escaparon por una puerta que quedó abierta, lo que hizo que el USDA tomase la medida inusual de emitir una advertencia oficial.

A Kliebert se le negó un permiso de la Ley de Especies en Peligro para criar reptiles, luego de que PETA impugnara la solicitud del permiso con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, y la instalación fuese citada entonces por exhibición sin permiso y por evadir la inspección.

Foto: PETAlatino.com

Foto: PETAlatino.com

Los caimanes son animales tímidos y asustadizos por naturaleza, que se esconden y evitan los ruidos fuertes, las luces brillantes y la conmoción.

Fuente: PETA latino