Animales

Los primeros humanos no provocaron la extinción de animales en África

Los grandes herbívoros desaparecieron principalmente por los cambios climáticos y no por la aparición de las primeras armas rudimentarias.

Crédito: WLDavies / Getty Images

Crédito: WLDavies / Getty Images

Desde hace años, diversos científicos mantienen una polémica sobre las causas y el período en que se inició la extinción de grandes animales en África. Esta semana, la revista Science publica dos artículos en los que se aportan datos que pueden ayudar a clarificar este período de la prehistoria.

La principal conclusión de los estudios que ahora se presentan es que fueron diversas causas medioambientales y no la acción de los antepasados del ser humano las que provocaron la desaparición de algunos grandes mamíferos en África a lo largo de los últimos millones de años.

De acuerdo con los investigadores responsables del estudio, fue el cambio medioambiental a largo plazo, principalmente la expansión de los pastizales, posiblemente causada por la disminución de los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, lo que provocó su extinción.

Las conclusiones de esta investigación echan por tierra la creencia que se tenía hasta la fecha de que fueron los homínidos, con el uso de rudimentarias herramientas para la caza, los que esquilmaron a estos animales al cazarlos para alimentarse.

”Si los homínidos hubieran sido responsables de la extinción de grandes herbívoros, cabría esperar que su desaparición tuviera fases que la relacionara con los hitos adaptativos de la evolución humana”, consideró John Rowan, uno de los científicos que participó en la investigación.

Para comprobar el impacto de los homínidos, los investigadores compilaron documentos relativos a la extinción de herbívoros en África Occidental a lo largo de los últimos siete millones de años.

A pesar de que en la actualidad solo se conservan cinco especies de grandes herbívoros en la zona, los investigadores destacan que hace tres millones de años, el Australopithecus afarensis convivía con tres tipos de jirafas, dos de rinocerontes y cuatro de elefantes en lo que ahora se conoce como Etiopía.

”El proceso fue gradual y comenzó hace casi cinco millones de años, mucho antes de que los homínidos fueran capaces de cazar una pieza del tamaño de un rinoceronte o un elefante”, concluyó Rowan.

Fuente