Animales

La psicología de los chimpancés los predispone a buscar experiencias compartidas

Un experimento científico apunta que los chimpancés podrían tener un comportamiento psicológico y social similar al de los humanos.

chimp

Un grupo de investigadores analizaron 45 pares de simios, la mayoría chimpancés y algunos bonobos, del Santuario de Chimpancés de la Isla Ngamba, en Uganda. Dirigieron a los monos, de dos en dos, a una habitación donde les mostraron un video.

En una primera prueba los chimpancés miraron el vídeo juntos, y en una segunda prueba los simios vieron el vídeo separados. En las dos pruebas se usó una cámara de seguimiento ocular para monitorear donde centraban su atención los simios mientras se reproducían los videos. En el vídeo se puede ver con puntos rojos su enfoque cambiante durante el visionado de los videos.

Posteriormente los investigadores, estudiaron los cambios en el comportamiento después de haber visto un video de unas crías de chimpancé jugando en unas ramas de árboles.

Estos pudieron observar que ver la película juntos hizo que los animales fueran mucho más propensos a vincularse después, como permanecer juntos, tocarse o interactuar entre ellos.

La investigación, que se publica en Royal Society B, concluyó que esta sensación de sentirse más cerca al ver algo con alguien está “presente tanto en humanos como en grandes simios y, por lo tanto, tiene raíces evolutivas más profundas de lo que se sospechaba anteriormente”, explica Wouter Wolf, co-autor del estudio y profesor del departamento de psicología y neurociencia de la Universidad de Duke (EEUU).

Según Wolf, estos resultados podría esclarecer cómo las personas en un espectáculo o viendo un evento deportivo pueden tener una sensación de vinculación con personas que no conocen.

El psicólogo asegura que parte de la atracción que sentimos hacia las redes sociales es que aprovecha el apetito humano de compartir momentos, creando una sensación de ver algo juntos. “Los humanos son adictos a compartir”, dice Wolf.

Los científicos dicen que los monos no buscan experiencias compartidas solo para conectarse con otros, como hacen los humanos. Pero afirman que su estudio es el primero en sugerir que los monos tienen algo de la psicología requerida para hacerlo.

Se necesita hacer más estudios para ver si tales interacciones a corto plazo, como compartir un video, fortalecen las relaciones de los grandes simios a largo plazo, señala el equipo. Si no es así, es posible que simplemente se deleiten con la alegría temporal de compartir algo juntos.

Fuente