Animales

Indonesia: Orangutana liberada tras vivir

Senandung volverá a vivir en libertad. Quizás no pueda recuperar nunca las condiciones de vida salvaje propias de su especie pero, por lo menos, se han acabado sus casi cuatro años de reclusión en una caja de madera de menos de cuatro metros cuadrados de superficie.

Crédito: International Animal Rescue

Crédito: International Animal Rescue

La protagonista de esta historia de salvamento es una hembra de orangután y sus salvadores son miembros de la organización International Animal Rescue que trabaja en la provincia de Borneo Occidental (Indonesia), en una actuación en la que también han participado con agentes forestales del la Agencia de Conservación de la Naturaleza del gobierno de Indonesia.

Senandung, ahora liberada, estaba enjaulada aproximadamente desde hace cuatro años en una finca particular de la aldea de Punai Jaya, en el distrito de Seponti y todo hace pensar que fue capturada y vendida de forma ilegal a un particular cuando tenía muy poco meses de vida.

Varios vecinos informaron hace unos días de la existencia del orangután a International Animal Rescue, y poco después de puso en marcha la operación de rescate.

La primera revisión veterinaria indica que el animal se encuentra relativamente bien, aunque se recupera de lo que parece ser un resfriado y deberá pasar unas semanas en cuarentena antes de poder ser trasladada a un recinto en semi libertad en el que podrá entrar en contacto con otros individuos de su especie.”Durante este tiempo, Senandung será sometida a más pruebas y exámenes por parte del equipo médico de IAR para asegurarse de que no tenga ninguna enfermedad contagiosa que pueda poner en peligro la salud de los otros orangutanes del centro”, ha indicado la organización en una nota difundida en su página en Internet.

Sadtata Noor Adirahmanta, directora de la Agencia de Conservación de la Naturaleza en Borneo Occidental, explica que todavía es relativamente frecuente encontrarse con “orangutanes tratados como mascotas por particulares, aunque se está haciendo un esfuerzo considerable en la sensibilización, la educación y la campaña.

La amenaza para la supervivencia y la conservación del orangután está creciendo todo el tiempo y existe una necesidad urgente de aumentar la conciencia pública sobre el hecho de que no es aceptable o legal mantener un orangután como mascota. Estamos muy agradecidos con International Animal Rescue y otras personas que trabajan juntas para rescatar y conservar los orangutanes.

”Los orangutanes necesitan el bosque, el bosque necesita orangutanes, y como humanos necesitamos tanto el bosque como los orangutanes”, concluye Sadtata Noor Adirahmanta en una nota difundida por International Animal Rescue.

Fuente