Animales

Falleció Pelusa

Pelusa fue y será el perfecto ejemplo de egoísmo humano, pasó toda su vida en cautiverio y las consecuencias están a la vista.

34383982_2111856752177215_3035650144277102592_n

Pelusa no tuvo contacto con otro elefante desde los dos años que fue arrancada de su mamá. El cautiverio hizo que Pelusa no gozara de buena salud. ¿Qué justifica esto?

¿Qué nos hace creer que podemos decidir así sobre la vida de un animal?

¿Qué nos hace pensar que un animal puede ser objeto de diversión para un humano?

Nos rompió el corazón saber que estaba a pasos de viajar a un lugar digno, a un lugar donde merecía estar, donde finalmente iba a estar con otros elefantes y ser por primera vez en su vida, libre, pero Pelusa no resistió a tanto, Pelusa se cansó de luchar.

No podemos permitir que esto siga sucediendo, tenemos que dejar de ser responsables de semejante injusticia, debemos RESPETAR LA VIDA.

Hoy más que nunca, entre medio del dolor, la impotencia y la bronca, nos hacemos más fuertes para que esto no pase más, no queremos que ningún otro elefante termine su vida en cautiverio. No queremos que ningún otro elefante alcance la libertad al momento de morir.

Perdón Pelusa.