Animales

Escocia: Revisarán ley de caza tras polémica foto de una presentadora con una cabra muerta

Larysa Switlyk subió a sus redes sociales una imagen en la que posa sonriente junto a una cabra salvaje abatida en una cacería.

Foto: Twitter Larysa Switlyk

Foto: Twitter Larysa Switlyk

El Gobierno escocés ha anunciado que revisará la ley de caza después de la polémica surgida por las fotos que la presentadora de televisión estadounidense Larysa Switlyk colgó esta semana en sus redes sociales, en las que posa sonriente junto a una cabra salvaje muerta en una cacería. Switlyk, muy popular en Estados Unidos, donde presenta el programa Larysa Unleashed en varios canales, ha recibido más de 19.000 comentarios en la imagen que colgó en Twitter durante su estancia en la isla escocesa de Islay, de poco más de 3.000 habitantes y 600 kilómetros cuadrados.  Según afirmó en una de sus últimas publicaciones, la imagen incluso le ha reportado amenazas de muerte.

Tras la polémica, la presentadora subió este miércoles una nueva imagen en la que aparece junto a un hidroavión. En este tuit afirma que se dirige a su próxima "aventura de caza", lo que le llevará a estar "fuera de servicio durante dos semanas". "Nada mejor que desconectarse de este mundo impulsado por las redes sociales y conectarse con la naturaleza. Con suerte, eso dará suficiente tiempo a todas las personas ignorantes que me envían amenazas de muerte a educarse sobre caza y conservación", escribió. La publicación provocó unos 3.000 comentarios en Twitter. Entre ellos, muchas personas dicen que esperan que Switlyk no regrese a Escocia. La presentadora, cuya página web dice que se está convirtiendo en una "cazadora incondicional", había publicado antes fotos de sus compañeros de viaje posando con ciervos y una oveja a los que habían abatido durante la cacería.

escociacabramuerta1

Ante el revuelo generado, un portavoz del Ejecutivo escocés ha declarado que el "sacrificio responsable y apropiado" de algunos animales "es una parte necesaria de la gestión sostenible de la tierra", por lo que la caza de ciertas especies "incluidas los ciervos y las cabras, no es ilegal". Sin embargo, la ministra principal, Nicola Sturgeon, tuiteó este miércoles que su Gobierno "revisará la situación actual y considerará si la ley requiere cambios". "Es totalmente comprensible que las imágenes de Islay de animales muertos que se presentan como trofeos sean tan molestas y ofensivas para las personas", añadió Sturgeon.

Sarah Moyes, activista de OneKind, una organización que lucha contra la crueldad animal, dijo que es "absolutamente impactante" ver estas imágenes de Switlyk y otros cazadores "posando para fotos con los animales salvajes que mataron en un viaje reciente a Escocia". "Este no es el tipo de turismo que deberíamos alentar en Escocia, y mucho menos permitir que ocurra en el siglo XXI", destacó Moyes.

Fuente