Animales

El Parlamento Europeo se niega a que se financien las corridas de toros con fondos agrarios europeos

Se ha votado en contra de dar subvenciones a las granjas de ganado vacuno destinado a la tauromaquia.

toro

El Parlamento Europeo se ha reafirmado hoy en su voluntad de no subvencionar la tauromaquia con los fondos agrarios europeos. En una votación que ha tenido lugar este miércoles, la Eurocámara ha rechazado que la Política Agraria Común (PAC) subvencione las “granjas de ganado vacuno” destinadas a “carreras de breves”, lo que supone la confirmación de la decisión tomada hace cinco años.

En la votación de hoy se ha aprobado el rechazo a dar estas ayudas a la tauromaquia con 335 votos a favor, 297 en contra y 60 abstenciones. Han aprobado la enmienda los grupos verde (CeC), socialistas, liberales (excepto el PNV que se abstuvo en este punto), los grupos de la izquierda unitaria (Podemos, Bildu e IU) y JxCAT. El PP, Vox y Ciudadanos han votado en contra.

La votación de este punto forma parte de las negociaciones del Parlamento Europeo con el Consejo y la Comisión Europea con los estados sobre la reforma de la PAC. Estas conversaciones van a tener lugar en los próximos meses y no se espera que la reforma de la PAC pueda entrar en vigor antes de 2022. Cabe la posibilidad que en transcurso de esta negociación, sin embargo, no llegue a cumplirse de forma efectiva. A pesar de ello, con esta enmienda aprobada queda claro el posicionamiento del Parlamento Europeo en contra de la tauromaquia y cualquier actividad relacionada con la cría de toros para las corridas.

La PAC era, hasta hace poco, una de las vías por las que se financiaban los toros, puesto que parte de las ayudas se destinaban a las granjas de ganado vacuno. Las ayudas no distinguían la actividad agrícola en la que se destinaban los fondos.

La cámara ya defendió en 2015 la supresión de estas ayudas, en el anterior proceso de negociación de la PAC, y ahora lo ha ratificado antes de negociar todo el paquete de reformas de esta política agraria con las capitales europeas. La enmienda aprobada en 2015 dejaba claro que no se podían financiar prácticas “que impliquen la muerte del toro” porque supondría “una clara violación del convenio europeo de protección de los animales en explotaciones ganaderas”.

En aquel momento, hace cinco años, se calculaba que las subvenciones para los toros llegaba a los 130 millones de euros al año, que beneficiaban a unos 200 ganaderos. En España existen más de 1.000 ganaderías de lidia que cuentan con un censo superior a los 200.000 animales.

Fuente