Animales

Cada año en India matan 100 mil mangostas

La operación ‘Clean Art’ ha revelado detalles brutales sobre el alcance del comercio ilegal de animales.

mangosta

50,000 pinceles hechos de pelo de mangosta y más de 100 kilogramos de pelo de mangosta en bruto. Este ha sido el resultado de la última redada hecha en la India dentro de la ‘Operation Clean Art’, donde además se ha detenido a 40 personas relacionadas con este cado de comercio ilegal de animales.

La Oficina de Control de Delitos contra la Vida Silvestre (WCCB), con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático (MOEFandCC) de la India, fue el encargado de realizar la redada. De hecho, dentro de la ‘Operation Clean Art’ ya se han hecho más de 20 redadas en 2019 en las seis principales ciudades del país asiático. En estas actuaciones se ha recuperado aproximadamente 280 kilogramos de pelo de mangosta junto con miles de pinceles en los últimos 3 años.

El comercio ilegal de mangostas (Herpestidae) es una negocio lucrativo que acaba con la muerte de miles de estos animales cada mes. Con su piel se elaboran pinceles destinados a trabajos artísticos o también a maquillaje. Son pinceles muy preciados por su suavidad y delicadeza.

“Por cada kilogramo de pelo de mangosta que se usa en cepillos, se matan unos 50 animales. Esto se debe a que solo se extrae unos 20 gramos de pelo bueno de cada mangosta ”, explica H.V. Girisha, subdirectora regional de WCCB, que formó parte de las operaciones.

Girisha asegura que están haciendo todo lo posible para interrumpir la red de suministro y producción de estos pinceles. “Desafortunadamente, la conciencia sobre este crimen a la vida silvestre es baja y habrá personas matando mangostas por su pelo mientras haya una demanda”.

Las mangostas viven en diferentes hábitats en toda la India y suelen ser cazadas por comunidades de cazadores tradicionales en el centro y el norte del país, estos son los principales proveedores del pelo en bruto del animal en este negocio ilegal.

En la India existen seis tipos diferentes de mangostas: mangosta de cuello rayado (Herpestes vitticollis) , mangosta gris de India (Herpestes fuscus), mangosta roja (Herpestes smithii), mangosta pequeña asiática (Herpestes javanicus), mangosta cangrejera (Herpestes urva) y la mangosta hindú gris (Herpestes edwardsii).

Las especies más cazadas por su piel es la mangosta gris de India y Uttar Pradesh es la ciudad donde se fabrican la gran mayoría de estos pinceles de pelo de mangosta.

El cabello de mangosta ilegal y, según los expertos en conservación de vida silvestre, tiene graves consecuencias para la población de este animales calificado como ‘vulnerable’ según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

”No notaremos su desaparición porque quién mira realmente a la mangosta; sin embargo, de repente algún día no estarían allí”, explica José Louies, jefe de la división de control de delitos contra la vida silvestre en el Wildlife Trust of India (WTI).

Por desgracia esta es una práctica que lleva produciéndose décadas. “Cuando he hablado con informantes y personas involucradas en este negocio, dicen que ha estado sucediendo durante muchas décadas. Es fácil para los cazadores de mangostas atraparlos, consumir la carne y luego vender su pelo con fines de lucro. Además, este es un negocio altamente rentable, los pinceles hechos con pelo de mangosta cuestan cinco veces más que otros”, explica Louies.

Según los informes de la ‘Operation Clean Art’ se producen al menos 150 kilogramos por mes, por lo que esto significa que hasta 100.000 mangostas podrían ser asesinadas cada año por su pelo.

Desde principios de los 2000 se realizan redadas contra el comercio ilegal del pelo de mangosta, perolas autoridades indias han intensificado sus esfuerzos en los últimos años. “La presión constante que hemos practicado y nuestras redadas e incautaciones en los últimos años han disuadido a muchos del negocio”, asegura Girisha.

La mangosta figura en la Ley de Protección de la Vida Silvestre de la India de 1972, y su caza, posesión, transporte y comercio es un delito y se castiga con prisión de hasta siete años. También están protegidos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). A pesar de estas estrictas leyes, el comercio ilegal de mangostas continúa.

Fuente